Habitación oriental



La habitación de los churris.

 

Esta habitación es de la que más orgullosa estoy, pues la he diseñado enterita yo, todas las cosas las he hecho yo, todas toditas. Ya os lo ire explicando foto por foto.
La idea surgió de mi hija Jennifer que le gusta todo lo relacionado con el mundo oriental, de hecho su habitación de verdad, esta decorada con este estilo. Entre ella y su chico me liaron, ellos dan ideas pero luego Amparo las tiene que llevar a cabo.

El papel del fondo es un imprimible que saqué de una página de imprimibles.


La cama la he hecho con un bastidor que mandé hacer a medida y la tapicé con fieltro de pegar, la colcha y los cojines con la tela de un vestido que no usaba de hace años. Lo que me dió más que pensar fue el cabecero de la cama porque como no tenía mucho espacio para las mesillas, tenía que poner algo que me sirviera de mesillas a la vez.
Lo hice con la tapa de una caja de mini-ferfumes, lo forré con papel plástico blanco y los dibujitos negros, son unos calcos que tenía Jennifer por ahí.


La butaca es una mesita de la casita de jennifer de color madera que transforme pintándola y acolchandola con la tela del vestido, igual que la colcha y el dibujito de los cuadros.



 
La escalera de caracol la hice con los tensores que vienen en los lienzos, los pegué de dos en dos, la quemé un poco y la barnicé.
Los cuadros rojos los hice con los cuadraditos de plástico que venían con la casita para poner en la fachada pero que no puse.Puse un imprimible de unos cuadros que saqué de imagenes en google y los plastifiqué, el cuadradito sobra decir que era blanco y lo pinte con pintura acrílica.


Las alfombras la he hecho con fieltro, la idea la copié de la revista miniaturas.

La estantería la hice también con los tensores de los lienzos pintada de rojo y negro. Los libros son imprimibles que encontré por algún tutorial de imprimibles.



La cómoda como veis es como el mueble de la cocina, la compré en un fascículo del coleccionable de casa andaluza. Cuando lo compré no sabía fijo la utilidad que le daría, pues ya sabía que era como la que tengo.
Pero rápido se me ocurrió, porque en la habitación de los churris me faltaba un mueblecito en esa pared, no me apetecía comprarlo, puesto que todo lo demás lo hice yo, con el mueble no iba a ser menos.
Me puse manos a la obra y le quité la parte de arriba, lo cual fue muy fácil y no se rompió nada, lo pinté de rojo y negro y me quedó como veis. Cuando vengan los invitados ya tienen donde guardar su ropita.( Por cierto esta habitación la he puesto en la casita de invitados).

 

El buda creo que queda muy apropiado, era un llavero, ahora es una figurita bastante grande. Los perfumes los hice con abalorios.

La máscara me la trajo Jennifer de un viaje a Cerdeña (Italia).





La habitación antes de poner la cómoda ¡Qué diferencia!

Si hay algún cambio ya os lo enseñaré.

3 comentarios:

  1. Uis, no se si se inserto el comentario que puse, pos si acaso lo repito.

    Muy bonita la habitacion japonesa ... la escena japonesa que salio en la revista miniaturas de donde has sacado la idea de las alfombras, es mia.

    ResponderEliminar
  2. muchísimas gracias por tu comentario Ampa, me encanta esta habitación, recientemente he enviado a Eva elementos decorativos de estilo oriental para una escena, y me ha gustado tanto que haré una escena para mí también... besos

    ResponderEliminar
  3. Como me ha gustado tu habitación oriental es muy original y muy bien hecha, felicidades, besos.

    ResponderEliminar